La Importancia de la gestión de calidad y ambiental en empresa constructora: certificaciones ISO 9001 e ISO 14001

En la actualidad, existe mucha conciencia ambiental y, cada vez más, tanto la calidad de los productos como de los servicios están siendo más valorados. Es por ello por lo que muchos negocios, como nuestra empresa constructora, nos enfrentamos al desafío de demostrar compromiso con la excelencia en ambos aspectos. Ante esta situación, las certificaciones ISO 9001 e ISO 14001 se han posicionado como estándares cruciales para la gestión de calidad y ambiental, brindándole a las marcas una estructura sólida para, de esta manera, cumplir con las normativas internacionales.

Las prácticas sostenibles están en auge, de ahí que la norma ISO 14001 sea una de las herramientas más utilizadas, ya que consigue un sistema de gestión ambiental efectivo. Por otro lado, la ISO 9001 garantiza la calidad, centrándose en la mejora continua, en la satisfacción del cliente y en la eficiencia de las operaciones.

Cuando se implementa un sistema de gestión de calidad basado en la ISO 9001, las empresas puedan mejorar también la toma de decisiones, a través de la recopilación y análisis de datos que proporciona información valiosa. Y es que ayuda a gestionar y controlar la calidad de todos los procesos.

La norma ISO es la norma sobre gestión de calidad que cuenta con un mayor reconocimiento en todo el mundo

La ISO 9001, ¿para qué sirve?

Actualmente, está siendo usado por más de un millón de empresas en todo el mundo, ya que es ideal para negocios de cualquier tamaño y sector. Así pues, es, sin duda, una poderosa herramienta para mejorar un negocio, convertirse en un competidor más consistente, competir en más licitaciones, ser más resiliente y construir una empresa más sostenible. Tres son los puntos en los que radica principalmente la norma ISO 9001. Nos referimos, por un lado, a la confianza de los clientes y, por otro lado, al aumento de estabilidad durante el desarrollo, así como el fomento a la participación y liderazgo.

ISO 14001, compromiso con el medio ambiente

La norma ISO 14001 se dirige a la gestión ambiental, ayudando a las empresas a identificar, priorizar y gestionar sus impactos ambientales de manera efectiva. Al adoptar este sistema de gestión ambiental, las empresas pueden:

  1. Reducir la huella ambiental, mediante la implementación de prácticas sostenibles y la reducción del consumo de recursos naturales y energía.
  2. Cumplir con la normativa ambiental y las regulaciones locales e internacionales.
  3. Ofrecer una imagen de responsabilidad corporativa y mejorar la percepción pública de la empresa.
  4. Ahorrar en costes, gracias a la mejora de la eficiencia energética y a la reducción de residuos.
  5. Tener mayor acceso a nuevos mercados, ya que cada vez son más empresas las que exigen a sus proveedores que cuenten con dicha certificación, para poder hacer negocios con ellos.

Para llevar a cabo el Sistema de Gestión Ambiental, debemos identificar los riesgos que se pueden producir, para implementar procesos de mejora continua y, así, optimizar la gestión de recursos.

Sinergia entre la ISO 14001 e ISO 9001

Aunque ambas abordan diferentes áreas, las dos comparten principios fundamentales como, por ejemplo, el enfoque basado en procesos, la mejora continua y el compromiso de la alta dirección.

Al integrar estas normas en un sistema de gestión, en empresas como la nuestra podemos optimizar recursos, reducir la duplicación de esfuerzos y maximizar los beneficios. Esta integración también refuerza el compromiso general de la empresa con la calidad y la sostenibilidad, lo que puede generar ventajas competitivas significativas en el mercado global.

Cuando una empresa y su gestión es de calidad, no cabe duda de que el cliente queda más satisfecho, porque los objetivos que se establecen tienen en cuenta, siempre, las necesidades del usuario y sus expectativas. Por lo que las empresas tienen el objetivo de presentar productos o servicios que cumplan rigurosamente los reglamentos.

A la vez, todo esto ofrece al cliente una seguridad que da valor añadido a la marca. También, la calidad en la gestión ayuda a reducir los imprevistos y los problemas de última hora, gracias a que esta herramienta permite llevar una trazabilidad en cualquier momento sobre cómo actuar en distintas situaciones.

En Active Obras, empresa constructora, contamos con el ISO 9001 y el ISO 1401, para poder gestionar nuestros proyectos y nuestro equipo de manera eficaz, y a la vez, trabajar sin perjudicar al medio ambiente. Si quieres saber mucho más de nosotros, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Artículos relacionados